viernes, 6 de julio de 2012

Voluntarios: Marina Tarancón


Marina con Sahia en Ifoulou

Conocí aG por mi amiga Elena Hernando. Fue muy fácil convencerme para ir al campo de trabajo de 2010 en Ifoulou, estábamos tomando algo en una de mis visitas “relámpago” a Madrid, y me decidí casi al momento, no porque Elena sea muy persuasiva, sino porque transmitía tanta ilusión que despertó en mí toda la curiosidad por conocer el valle de Tessaoute y los proyectos de la Fundación.

Una vez allí, la verdad es que todo me sorprendió: el paisaje espectacular, las duras condiciones de vida, la cálida acogida de la gente, la sonrisa de los niños, el buen ambiente entre los voluntarios… Y desde luego que valió la pena aquel viaje.

Regresé al campo de trabajo de 2011 y de nuevo en julio de ese mismo año, esta vez invitando a una amiga de Oviedo, Alicia. 

Es difícil colaborar activamente en aG residiendo en Asturias, pero Alicia y yo queríamos aportar nuestro granito de arena desde aquí, así que hicimos una fiesta de presentación del Proyecto Tessaoute en Cambalache, la asociación donde participamos en Oviedo. La fiesta salió muy bien, fue un placer contar nuestra experiencia y difundir la labor de aG entre nuestros amigos asturianos, además de degustar platos típicos marroquíes al ritmo de “jawash”.

Después de mi breve experiencia como colaboradora en la Fundación puedo decir que lo que más me gusta de aG es que no se limita a realizar los proyectos sin más, sino que previamente se estudian las verdaderas necesidades de la población, se dialoga y consensúa con las asociaciones locales cuáles son las prioridades y, sobre todo, se anima a los representantes de los pueblos a reclamar lo que les corresponde por derecho: una buena educación; una asistencia sanitaria; un buen acceso a la ciudad y a los servicios básicos como el abastecimiento de agua o la electricidad; en definitiva, una vida más digna en el valle.  

Ya hace un año de mi último viaje a Ifoulou, y desde entonces tengo muchísimas ganas de volver, pero en enero de este año me embarqué en otro proyecto personal que por ahora me tiene muy ocupada: gestionar un albergue en la montaña asturiana junto con mi socio, Pedro. En cuanto llegué aquí pensé que había que hacer algún tipo de “hermanamiento” con el “Gîte d’etape” de Hanini.

Entre la gente de la zona que para por nuestro bar está Diego, un chaval muy implicado en el colectivo “Un orbayu nel desiertu” y, Pedro y él, mano a mano con las guitarras, empezaron a soñar con un festival en la plaza del albergue…Y lo que empezó como un sueño, tan sólo hace un par de meses, ahora es una realidad. La idea se fue perfilando hacia un festival solidario y, claro, yo no podía dejar de acordarme de Fahima, Abdullah, Hanini, Mohamed, Latifa, Salama, Abdel Hafid, Redouane, Abdellatif, Nachid, Samira, Leila… y tantos otros amigos tan lejanos y tan cercanos a la vez… así que me puse en contacto con la gente de aG en Madrid, e inmediatamente nos dieron su apoyo.

En el albergue El Alba, Soto de Agues, Asturias
Independientemente de la cantidad de personas que consigamos reunir el día de la fiesta y el dinero que recaudemos para los dos proyectos solidarios, yo considero ya todo un éxito sacar esta iniciativa adelante, y no deja de sorprenderme la capacidad de aG para movilizar gente con tan poco plazo de tiempo (al menos 20 personas vendrán desde Madrid). Daremos a conocer el Proyecto Tessaoute en Asturias, lo pasaremos bien y será una experiencia bonita. ¡¡¡Gracias!!!

Un fuerte abrazo para todos.

Marina

4 comentarios:

  1. Alli estaremos Marina!!! Gracias por vuestro apoyo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por todo, hace falta mucha gente como tu, pero ya se irán uniendo.

    ResponderEliminar

Acción Geoda recibe con mucho gusto vuestros comentarios y os pedimos que sean respetuosos con los sentimientos, pensamientos, creencias e inclinaciones de todos. Si se reciben comentarios que consideremos de mal gusto o de mala educación no se publicarán.